Análisis For Honor

Ubisoft Montreal nos presenta For Honor, un juego claramente influenciado por el auge de eSport y de corte competitivo en el que podemos adentrarnos en el combate desde el punto de vista de un Caballero, Vikingo o Samurai y donde la estrategia, la paciencia y habilidad serán necesarias si queremos ser el guerrero mas letal.

¡A las armas!

La base de For honor es el combate, y en este caso Ubisoft ha querido centrase más en un combate táctico que requiere, sobre todo, de paciencia  ya que el manejo de la defensa es fundamental para salir victorioso. Durante la lucha podremos atacar o defender en tres posiciones: superior, lateral derecho y lateral izquierdo. Nuestro ataque se ve reflejado en una rueda con estos tres puntos, al igual que el movimiento rival, lo que nos proporciona los datos necesarios para plantear hacia donde queremos golpear o bloquear.

Durante estos combates debemos estar muy atentos a nuestra resistencia para no quedar exhaustos y ser un blanco fácil, en este aspecto se ha incluido también un modo venganza, momento en que nuestra resistencia no se ve mermada y podemos desatar toda nuestra furia sobre el enemigo.

De inicio parece un sistema demasiado simple e incluso aburrido, pero a medida que nos adentramos en los duelos podemos comprobar que cumple perfectamente su objetivo de mantenernos concentrados e incluso en tensión durante los combates.

rueda

Héroes y facciones.

Como ya he adelantado, Vikingos, Caballeros y Samurais son las tres facciones de las que se compone el juego, teniendo cada uno de ellos cuatro tipo de guerreros: clase “Vanguardia”(guardianes, kensei e invasores) compuesta por luchadores equilibrados y la versión mas fácil de manejar, en clase “Pesado”(conquistadores, shugoki y huscarles) es donde encontramos la fuerza bruta y mas lenta del juego pero con gran capacidad defensiva, la clase “Asesino”(pacificadoras, orochi y berserkers) se caracteriza por no tener un punto fijo de guardia y poder permanecer en modo neutral ademas de asestar los golpes mas rápidos y la facilidad de asestar combos y por último la clase “Híbrido”(justicieros, nobushi y valquirias) que se compone de habilidades mixtas añadiendo además ataques en el tiempo como veneno y sangrado siendo los mas difíciles de manejar. Lo primero es encontrar cual de ellos se adapta mejor a nuestro estilo de juego y nos haga disfrutar de verdad del combate para poco a poco ir comprendiendo que cada héroe tiene unos puntos fuertes y débiles muy específicos. Así iremos descubriendo que un guerrero en particular tiene un ataque por arriba y el lateral derecho mas efectivo o en caso de encontrarnos contra él saber por donde es mas probable que ataque.

honor_9

 

 

Modos de juego.

Es aconsejable empezar por el modo historia, el cual recuerda mucho a los que Netherrealm Studios incorpora a sus juegos, Mortal Kombat e Injustice, donde comenzamos con un personaje e iremos pasando por cada uno de ellos a lo largo de la trama. Podría decirse que es un tutorial de cada clase para aprender a manejar cada estilo y ver de paso cual encaja mas con nuestro perfil.

Este modo historia nos cuenta como una líder de los Caballeros, Apollyon, prepara la guerra contra otras facciones y nosotros participamos siendo tanto aliados como enemigos.

Si bien el argumento no lo recordaremos como algo emocionante, cumple y nos proporciona una historia lo suficientemente interesante como para querer ver su desenlace.

Como decía al principio del análisis, For honor es un juego competitivo y el  multijugador así lo demuestra. Nos encontramos con modos de duelos “1vs1”, donde nuestra táctica y habilidad va a determinar el desenlace, “2vs2” en el cual dispondremos de un compañero y cada uno se enfrenta a un enemigo hasta que un equipo caiga derrotado, “4vs4” puede ser menos táctico en cuanto a duelo individual y acerca su estilo a un modo mas arcade dependiendo en gran medida de resucitar a los caídos, en “Escaramuza 4vs4” también apartamos un poco el lado táctico por otro que nos genere victorias, o derrotas, mas rápidas ya que en este caso el equipo que consiga acumular antes 1000 puntos acabando con rivales ganará la ronda, y por último “dominio 4vs4” donde nuestro objetivo es controlar el mayor tiempo posible las zonas marcadas en el mapa, las cuales generan puntos de victoria hasta llegar a 1000, siendo este un modo muy similar a los conocidos musou teniendo que enfrentarnos a soldados básicos ademas de los típicos rivales.

Ubisoft ha incluido bots contra los que luchar a conciencia o, incluso, en caso de que falte alguien para completar un equipo, nos acompañen en la partida hasta que alguien se una y lo sustituya, evitando así largas esperas.

Por último, dentro del multijugador encontramos la guerra de facciones, teniendo que ir completando tareas de entre los modos de juegos para ayudar a nuestra facción a conquistar los territorios de las facciones contrarias.

Interfaz y menús

En cuanto a menús, encontramos aquí uno de los mayores puntos débiles del juego. Si bien el menú principal expone claramente todo lo necesario, según nos adentramos a las opciones mas profundas, como el equipamiento o la personalización, va siendo cada vez menos intuitivo, conviertiéndose en una maraña de datos y cajas que hacen de ello algo tedioso.

La interfaz de combate comienza pareciendo algo inútil, pero con el tiempo aprender a manejar los tiempos, fijándose en el brillo de la zona roja que indica por donde nos van a atacar, se vuelve indispensable si queremos controlar los contraataques.

Creando un guerrero Único.

A la hora de personalizar y equipar a nuestros personajes Ubisoft nos propone cambiar el aspecto, controlar su género, color de piel, adornos del equipo, colores y el material de nuestra armadura, comenzando con una pequeña lista de opciones que podemos aumentar desbloqueandolas completando modos de juego, tareas o comprándolas mediante el acero . Durante nuestras partidas también conseguiremos piezas para complementar nuestras armas teniendo la posibilidad de mejorar estas piezas también usando acero sumado a material especifico de cada facción.

Dentro de las habilidades se han incluido poses de victoria, ejecuciones y las proezas que se desbloquean subiendo de nivel y son las que en realidad son útiles en el combate, como lanzar un hacha o clavar un estandarte de área que recupera la salud de los compañeros. Aunque son una ayuda en la partida, realmente no son un factor determinante, siendo esta nuestra capacidad y táctica.

La edad del acero.

El acero va a ser el material que usemos durante el juego ya que nos va a ayudar a mejorar nuestras armas y armaduras mejorando nuestras capacidades como ataque o los parámetros del modo venganza.

Aquí tenemos una de las polémicas, a partir de ciertos niveles se va necesitando grandes cantidades de acero para seguir mejorando por lo que Ubisoft nos da la posibilidad de comprarlo con dinero real, sin llegar a convertirse en un pay per win, esto da algo de ventaja a los jugadores mas acaudalados.

Conclusión.

For Honor es un juego que nos va a sorprender con una gran propuesta de combate medieval, música acorde con su ambientación y batallas que requieren toda nuestra atención. Si buscas un juego multijugador mas allá de los mmoprg o shooters, probablemente encuentres en este juego una salida mas que digna.

Lo mejor:

-La ambientación.

-Una forma original de juego competitivo.

-Muy adictivo una vez se comprende la mecánica.

 

Lo peor:

-Pocos mapas.

-Puede llegar a hacerse repetitivo si se juegan muchas horas diarias.

-No tiene servidores dedicados.

-Algunos menús.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s